Diabetes y ejercicio terapéutico

Diabetes y ejercicio terapéutico

La diabetes mellitus constituye la novena causa de mortalidad en el mundo actualmente. Se trata de una epidemia que ha cuadruplicado su prevalencia en las últimas tres décadas. Este incremento se observa sobre todo en la diabetes tipo II, coincidiendo en un aumento de la prevalencia de obesidad tanto en países desarrollados como en países en vías de desarrollo.

La estrategia terapéutica debe ser integral e incluye, junto con la farmacoterapia, introducir al paciente en un programa de  educación para su autocuidado, el abandono del tabaquismo, así como la sustitución de malos hábitos alimenticios y sedentarios hacia una dieta equilibrada y una vida activa (American Diabetes Association, 2018).

Los estudios que investigan las barreras percibidas y los facilitadores de los pacientes diabéticos que realizan el ejercicio sugieren que el apoyo de los miembros de la familia y un mayor sentido general del bienestar y la forma física fueron los principales factores asociados a una mayor adherencia al ejercicio (Sasan A et al, 2020), así como recomiendan el uso de nuevas tecnologías portátiles y aplicaciones web para mejorar la educación y animar a los pacientes a realizar ejercicio y amoldarse a las pautas de su tratamiento (American Diabetes Association, 2019).

Las recomendaciones en cuanto a ejercicio terapéutico abarcan desde ejercicio aeróbico moderado hasta entrenamiento de fuerza. Los ejercicios aeróbicos son actividades que involucran más músculos y dependen principalmente de la energía generada por metabolismo aeróbico. La intensidad del entrenamiento puede variar de una intensidad de leve a vigorosa y generalmente implica una larga duración.

El entrenamiento de resistencia incluye actividades destinadas a mejorar la potencia muscular y la resistencia mediante el uso del propio peso corporal, máquinas o bandas elásticas.

Protocolos de ejercicio en diabetes mellitus

El ejercicio físico es una herramienta tanto de prevención como de tratamiento cuando hablamos de diabetes. Es capaz de revertir estados de pre-diabetes y de mejorar la calidad y la esperanza de vida del paciente diabético.

La evidencia sugiere que la protocolización y supervisión de programas de ejercicio terapéutico aumenta sustancialmente la adherencia al ejercicio terapéutico de los pacientes con esta patología frente a grupos no controlados (Bei P et al, 2018).

La fisioterapia desempeña indudablemente un papel importante en la prevención, el tratamiento y el control de la diabetes mellitus y sus complicaciones asociadas. Las técnicas de manejo de fisioterapia y las intervenciones de rehabilitación, incluida la prescripción de ejercicios y la educación, ayudarán a facilitar la participación del paciente en programas que mejoren y mantengan el bienestar físico, lo que tiene un impacto significativo en sus actividades de la vida diaria del paciente.

Las recomendaciones de la Asociación Americana de Diabetes (ADA) con respecto a la creación protocolos de ejercicio terapéutico en fisioterapia (Yitayeh A et al, 2017) serían las siguientes:

  • Alentar al paciente a que incrementar su actividad física y reducir su tiempo de sedentarismo.
  • Iniciarlo en un programa de actividad física regular: 3 a 4 días a la semana, de 10 a 15 minutos por sesión.
  • Introducir también ejercicio de resistencia preliminar: se puede realizar de 1 a 2 días a la semana, durante 15 a 30 minutos.
  • Implementar un ejercicio aeróbico con una duración mínima de 30 minutos por sesión, 5 días a la semana.
  • Acondicionarlo para que realice un ejercicio de resistencia regular durante un mínimo de 30 minutos por sesión de hasta 2 o más días a la semana.

TRAK: la app para aumentar la adherencia

Como hemos mencionado, la evidencia respalda el uso de aplicaciones web para aumentar la adherencia al tratamiento de los pacientes con diabetes mellitus.

En este contexto nosotros presentamos TRAK, el software de tele-rehabilitación, como herramienta para asegurar la monitorización y la correcta aplicación de los protocolos de ejercicio terapéutico que se prescriben a diabéticos.

Sin necesidad de otros dispositivos de detección y solo con la cámara de un portátil, tablet o smartphone, la inteligencia artificial de TRAK identifica hasta 20 puntos articulares del paciente y corrige sus movimientos en tiempo real al tiempo que obtiene métricas y mediciones de rango de movimiento y adherencia que luego enviará al profesional sanitario para su estudio.

Además dispone de un sistema de alertas para que los pacientes no olviden su sesión y de un chat integrado que los pondrá en contacto con el profesional que lleve su caso siempre que lo necesiten.

¡No lo dudes y únete a la fisioterapia digital!